¿Que eReader elegiría una bibliotecaria?

Hay algo que me gusta del inglés, lo bien que se utilizan los términos que diferencian el dispositivo de lectura de libros electrónicos “eReader” y el contenido “eBook”.

En vacaciones me olvidé el lector de libros electrónicos en un avión y desde un principio supe que quería comprarme otro. Definitivamente es lo mejor para los viajes, por su tamaño y por lo que dura la batería.

La primera pregunta que me hice fué ¿Qué eReader me compro?

Sigue leyendo

aquí y allá…

Mi comentario en relación al post “Twitter y el profesional de la información: ¡conéctate al mundo!” de Julián Marquina:

Pues como #yolleguehastaelfinal voy a decir en voz alta mis reflexiones que se fraguan oyendo cosas aqui y allá…quizás me anime algún dia a escribir muchas de ellas en mi blog…

Me encanta twitter! pero tengo que decir que el uso que hago de las redes es directamente proporcional al que hago del transporte público  Si, 2 horas de transporte público con conexión a internet (menos entre las estaciones de canal y cuatro caminos) me permiten leer, compartir, buscar, difundir, leer… ¿por qué lo repito? porque mucha gente me dice que podía aprovechar para leer (se refieren a libros, claro) y desde que vi un vídeo sobre la inauguración de la casa del lector en el matadero encontré una respuesta: “Leer no solo es leer texto, es una actitud ante la vida, es tener interés por cuanto ocurra, ser capaz de interpretarlo, comprenderlo, asimilarlo y compartirlo” (I+D+I en el espacio de la lectura, que enlaza con la innovación social que de la que se habló ayer en #Vjornadarbic, pero esto da para otra reflexión…..).

Twitter es lectura!!!

15 diciembre, 2012 at 13:19