La crisis ha obligado a muchos profesionales a reinventarse, a buscar otras formas de hacer las cosas y mejorar algunos aspectos.

Nadie dice que sea fácil. Como dice Luis Rojas Marcos en una entrevista con El Confidencial, reinventarse no es cambiar las actitudes, sino modificar las conductas, y para ello necesitamos sobre todo tiempo y voluntad.

Mis padres, maestros jubilados de 70 años, se han apuntado a un curso de nuevas tecnologías "¡en el aula no hay ni un solo ordenador! ¡Ni wifi para el movil! Te dicen: tome nota... "