Videojuegos para bibliotecas, archivos y museos

[Actualizado 4-11-18]

Recientemente me preguntaban si conocía proyectos innovadores de gaming en bibliotecas, museos, archivos… Buscaban sobre todo proyectos digitales, como videojuegos, que se hubieran desarrollado específicamente para estas instituciones culturales.

Museos

El primero que me vino a la cabeza fue Nubla, un juego pensado para un entorno puro de juego como es una videoconsola, inspirado en el Museo Thyssen-Bornemisza y sus obras.nubla - talleres - jovenes - programas publicos - educathyssen (1)

NUBLA es un videojuego en el que un personaje, único habitante de un mundo fantástico que existe en el interior de los cuadros del Museo Thyssen-Bornemisza, busca saber quién es y conocer su pasado a través de diversos puzzles.

Un proyecto educativo donde la narrativa tiene que ver con la Historia del Arte y la literatura. Puedes conocer más del proyecto aquí.

En estos ejemplos no hablamos de gamificación o ludificación sino de juegos serios, cuyo fin último va más allá de la pura diversión.

El Museo Arqueológico Nacional de Nápoles también ha producido el videojuego “Father and Son”, lanzado en 2017, como una nueva forma de conexión con el público, tanto el que visita el Museo como el virtual. El videojuego, que se puede jugar en diferentes idiomas, incluido el español, pretende aumentar la visibilidad del Museo a través de la experimentación de nuevos enfoques de comunicación a través de esta historia que explora sentimientos como el amor, los sueños, el miedo, a través del viaje de un niño al descubrimiento de un padre arqueólogo que nunca ha conocido, y que le hace recorrer varias épocas históricas con constantes referencias a la vida actual.

Puedes conocer más detalles de este juego narrativo y los enlaces de descarga aquí.

Father and Son

Bibliotecas

Si nos trasladamos a las bibliotecas, podemos empezar por el videojuego “Memoria”, una aventura gráfica como reflexión distópica sobre el conocimiento y el papel de las instituciones de la memoria.

Memoria, es un proyecto de la Biblioteca Nacional de España (BNE) que forma parte del  BNElab, fruto de un convenio firmado en 2016 entre red.es y la BNE con el fin de fomentar la reutilización de sus fondos, con recursos y herramientas digitales. Otro de los proyectos del BNElab es el Juego Filarmónico, sobre el que he escrito en BiblogTecarios.

Library QuestDiseñado también para una biblioteca, el juego Library Quest,  de la RMIT University (Melbourne, Australia) pretende que los alumnos aprendan habilidades y descubran cómo la biblioteca de la Universidad les puede ayudar a completar sus estudios. Además entre los ganadores se sortea un cupón regalo de 500 dólares.

Podemos utilizar estos “Juegos Serios” como herramientas para el aprendizaje, como Lost In Antarcticaun juego que ya ha sido reconocido en Alemania con el tercer premio del Concurso de Buenas Prácticas para el desarrollo de la alfabetización informacional. 

Lost in Antarctica
Imagen del artículo sobre Lost in Antarctica de Canal Lector.

El problema de todos ellos es estar a la altura de los mundos virtuales que arrasan entre nuestros usuarios. Por este motivo, y aunque no esté diseñado para un Centro de Información, recomiendo echar un vistazo a Interland, un juego de aventuras en línea de Google que pone en práctica las principales lecciones sobre ciudadanía digital y seguridad.

Archivos

Si bien no tengo localizado ningún videojuego diseñado expresamente para un archivo, si que los documentos, los archivos y los archiveros aparecen, como apunta Guillermo Castellano en el artículo Archivar en el mundo virtual. Videojuegos y archivos (Archivamos, nº 108, 2018) en numerosos títulos, algunos tan populares como Fallou 3 (2008) y Guild Wars 2 (2012) –con 9,88 y 2,38 millones de unidades vendidas a finales de 2017, respectivamente.

Videojuegos y archivosEstos videojuegos representan el primer contacto con los archivos para muchos jóvenes,  y aunque aparece el clásico estereotipo de guardián de la documentación, en lugar de facilitador del acceso, en títulos como Fallout 3, Guild Wars 2, The Longest Journey y Her Story, comenta Guillermo, el archivo aparece como una institución fundamental para garantizar los derechos de los ciudadanos y construir la memoria colectiva.

Otro ejemplo puede ser Aventures Liège cuyo objetivo es que los jóvenes descubran esta ciudad belga, y en la que tienen que interactuar con el Gremio de los Archiveros.

De los archivos también depende la conservación a largo plazo de esos videojuegos. La Universidad de Michigan atesora en su Computer and Video Game Archive collection más de 7.000 videojuegos de todas las épocas y plataformas, con hardware que permite su acceso.