Yo colaboro, yo catalogo

Con este juego de palabras quiero unir dos mundos en los que me muevo y que creo que tienen mucho en común: la cultura colaborativa y las Bibliotecas.

El mes pasado participé en un curso de Foxize School sobre modelos de negocio en la era colaborativa, impartido en un espacio de coworking por dos grandes: Albert Cañigueral y Javier Creus, que consiguieron que me pusiera las gafas colaborativas! No me bastaba con llevar las gafas de bibliotecaria…

gafas

Está bien cambiar de modelo de gafas porque así se ve el mundo desde prismas diferentes, y es una buena forma de entenderlo mejor. La verdad es que desde que me he puesto las #GafasColaborativas:

  • veo mejor las cosas que no se usan y que podrían usar otros
  • tengo más confianza en extraños
  • veo otros como yo; no soy un bicho raro

Quizás el punto que más sorprenda sea el de confiar en extraños, pero hay que verlo desde la perspectiva de la confianza en alguien que aunque no conoces tiene una reputación digital; nuestra reputación es una moneda que nos va a permitir interaccionar en las plataformas. Javier Creus apuntaba que esta nueva moneda fluctúa mas que cualquier otra divisa de curso legal, ¡pero no se gasta!.

¿El consumo colaborativo va a cambiar el mundo?

Los nuevos modelos de negocio no se basan en el concepto de propiedad como un símbolo de status sino en el acceso a servicios, a experiencias. Como nos explicaba Albert Cañigueral, la crisis económica está siendo la puerta de entrada a este nuevo modelo de consumo, pero es la parte social la que engancha a los que participan; además, si a eso sumamos el componente de la ecología, tenemos una tendencia que no se puede parar. Por eso mismo es necesaria una regulación y adaptación de las leyes.

Estos nuevos modelos de negocio se centran en:

  • Compañias de servicios: vender acceso a bienes (ejem: spotify)
  • Poner en contacto a compradores-vendedores P2P (ejem: ebay)
  • Plataformas en las que los usuarios creen valor (ejem: verkami crowfunding)

http://www.slideshare.net/Altimeter/the-collaborative-economy

En este sentido solo hace falta hacer un repaso por los diferentes proyectos de Consumo Colaborativo en España para hacerse una idea de hacia donde nos movemos.

Pero ¿cuales son las plataformas más potentes a nivel de transformación social?

Las de makers y de conocimiento abierto. ¿Y que son las Bibliotecas en el mundo digital sino instituciones que contribuyen a la construcción colaborativa del conocimiento?

Los bibliotecarios siempre han tenido un espíritu colaborativo y de intercambio pero en los últimos tiempos la Biblioteca se ha hecho más participativa y solidaria, adaptando sus servicios a las necesidades de unos usuarios cada vez con más competencias tecnológicas. Como muestra de este cambio, en el VII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas que se celebrará en noviembre de 2014, se hará una reflexión sobre los servicios que se ofrecen y su impacto socioeconómico, con alusión a proyectos de colaboración público – privada (mecenazgos, patrocinios, crowdfunding, fundraising …)

Para reforzar este cambio en las Bibliotecas, el informe Prospectiva 2020 del Consejo de Cooperación Bibliotecaria (dic.2013), apunta a que “los  recursos  públicos serán escasos y las bibliotecas deberán encontrar nuevas estrategias de ahorro y de financiación… explorando caminos alternativos de financiación como la financiación mixta, el copago, el mecenazgo, el fundraising y el crowfunding.

Esta cultura participativa es la que da valor al “Crowd”, la gente dispone de herramientas para acometer proyectos colaborativos y estos modelos colaborativos cobran peso y valor. Las plataformas y las redes sociales son herramientas que empoderan comunidades y regeneran la confianza.

http://trends.ifla.org/

IFLA TREND REPORT: “Las sociedades hiperconectadas escucharán y empoderarán nuevas voces y grupos”

Al fin y al cabo, lo interesante de estos nuevos modelos de negocio colaborativos que se mueven en la esfera digital es que se pueden trasladar al mundo real, transformando acciones online en experiencias offline. Es un modelo donde surgen muchas dudas, vacios legales… pero es bueno que haya dudas, es nuevo, y eso lo hace apasionante!

2 pensamientos en “Yo colaboro, yo catalogo

  1. Pingback: Documentalista no convencional | Ana Ordás

  2. Pingback: ¿Por qué triunfan los negocios digitales? La fórmula “Pentagrowth” | Ana Ordás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s